Análisis de nuestros clientes

Hoy en día, analizar a nuestros clientes debe ser una obligación para todos las empresas, el sistema bancario es un ejemplo de este tipo de análisis detallado, el cuál ayuda en el otorgamiento de créditos y la recuperación del dinero de la venta del producto y/o servicio otorgado.

Toda venta a crédito genera un riesgo, la posibilidad de que no te paguen, los bancos han entendido a golpes este tipo de riesgos, el prestar dinero es una de las actividades mas antiguas pero a la vez mas delicadas, ya que el aumento de las operaciones, el desarrollo de la tecnología, los movimientos económicos nacionales e internacionales y los cambios en las preferencias de los consumidores; conllevan que las empresas que pidan dinero puedan incurrir en algún impago del mismo.

Actualmente, las empresas de distintos sectores al bancario, han entendido la importancia de dar crédito a sus clientes, sobre todo, la necesidad de entender los ciclos del flujo de efectivo para encontrar las oportunidades en las que el crédito es necesario con bajo riesgo y cuando el riesgo de otorgarlo es mayor.

Analizar a nuestros clientes a tal grado que entendamos el comportamiento de sus operaciones, nos puede librar de dolores de cabeza, en ocasiones otorgamos crédito con el objetivo de incrementar nuestras ventas y generar mayor utilidad en el periodo, esa utilidad puede ser realizable o no en efectivo, ya que el cliente puede retrasarse en los pagos o hasta incurrir en incumplimientos totales.

El conocimiento financiero y económico cada vez toman mas relevancia en las Pymes, ya que estos son herramientas útiles para disminuir el riesgo relacionado a vender a crédito y en su caso, encontrar oportunidades de ventas a crédito donde antes no las había.

Aprendamos de los errores de los bancos, analizar nuestra cartera de clientes, los que compran a contado y los que compran a crédito, podemos encontrar oportunidades de aumentar nuestras ventas, otorgando crédito a clientes buenos y, podemos disminuir el riesgo de pérdida, al identificar a esos clientes que son mas propensos a incurrir en impagos. Analicemos las operaciones de nuestros clientes, entendamos sus flujos de efectivo y sobre todo, el mercado al cual venden sus productos y servicios.

La modificación del agente de calificación se presentó ante la expectativa de que los préstamos en riesgo continúen al alza debido a la débil actividad económica.

Origen: La Jornada

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *